jueves, 15 de septiembre de 2011

Crónica: "XXIV Triatlón Ciudad de Chiclana"

"1 h. 08 min. 32 Seg."... fenomenal actuación de nuestro Triatleta Caletero en el pasado Triatlón Chiclanero de su localidad de adopción".

Pues si señores, pues si. Nuestro Triatleta Caletero vuelve a protagonizar esta vez delante de su propio público, una más que  buena actuación en el Tri Chiclanero del pasado Domingo. Nuestro pupilo como podréis deducir del titular, mejoró finalmente con creces  la marca de 1h. 12 min. 39 seg. de la edición del año pasado. Y lo hizo con una solvencia aplastante. Entre 4  y 5 ha sido los minutos de mejora que le hemos podido calcular entre la marca de esta edición y la marca realizada en la edición pasada (dependiendo si tenemos en cuenta las distancias reales o las distancias oficiales en los cálculos). Así que de auténtico lujo. Nuestro pupilo se ha quitado de un "estacazo", la "espinita" que tenía clavada por su no tan buena actuación en el tri-chiclanero de la pasada campaña.

No obstante, os podemos contar que la actuación y por tanto, la marca de nuestro TriCaletero pudo ser incluso mejor de la que fue, ya que en el transcurso de los tres segmentos del Triatlón (sobre todo a bici y a pie), le pesaron muy mucho sus intensos días previos de entrenos pretitaneros y sobre todo de actividades lúdicas deportivas. Esto último lo podréis comprobar en la crónica de la prueba, la cual sin más dilación ya mismo os pasamos a desgranar, como siempre de la manera tan "escueta" que nos es característica:

La pre-prueba transcurrió como ya viene siendo habitual. Pese a "jugar en casa", nuestro TriCaletero se desplazó  muy tempranito en su Paquetera TriCaletera hacia la Playa de la Barrosa. Una vez allí, saludó a todo el personal amigo de la Delegación Municipal de Deportes,  y a todos los muchos amigos Triatletas que allí iban llegando, tanto de su Club como de otros clubs amigos. Tras ello recogió  su dorsal, su chip, su gorro y demás; y sin más, preparó tranquilamente todo el tri-material, mientras saludaba a más amigos y a más conocidos que hasta la fecha no conocía pero que reconocieron y saludaron a nuestro TriCaletero, cada vez más y más mediático. Una vez todo listo, se cambio de indumentaria (de nuevo sin perneras y sin traje de neopreno ya que tampoco estaban permitidos).

Tras ello, chek-in en boxes y colocación de todo el tri.-material en el box, mientras que seguía saludando a más y más tri-amigos que allí se concentraban (entre ellos el gran Emilio el "Pare" de nuestro TriCaletero, que tras su accidente de moto ya olvidado, vuelve a disfrutar de todo esto ("faltaron los "coloretes"  pare...pa la próxima caen"), el gran Juan Antonio de Morón (que de una manera o de otra, no se como se las arreglan, siempre terminan entrando juntos en meta en los triatlones..."en Juan?") y el gran Charlie , que obsequió a su gran amigo el TriCaletero con un pequeño pero "gran" y significativo regalo ("Charlie muchísimas gracias por  ese "number one para el number one"), entre otros muchos.

Y una vez todo listo,  se desplazó a la carrera a la orilla de la playa. Allí calentó unos minutos tanto a nado como a pie, así como estiró de sobremanera ya que tal como llegaba de piernas, dichos estiramientos eran más que primordiales y necesarios. Tras finalizar el calentamiento, buscó una buena posición en la salida entre los casi 300 triatletas participantes. Entre todo estos triatletas, nuestro TriCaletero tuvo la gran suerte de conocer en persona y saludar a la gran Irene, triatleta en ciernes del C.D. Los Botellines de su gran amigo Fernando Tragabuche, la cual hacía precisamente su debut en un triatlón sprint ("estaba como un "flan", le temblaban los labios y no de frió precisamente...jejeje"... cuanto le recordó Irene a nuestro TriCaletero en su propio debut en un tri sprint en Punta Umbría hace ya unos años...pero a él en aquella ocasión no solo le temblaban los labios sino que le temblaba todo el cuerpo entero...jejeje...cuanto ha llovido desde entonces).

Tras tranquilzar un poco a Irene y desearle toda la suerte del mundo, nuestro TriCaletero se dispuso a escuchar esas maravillosas palabras de...¿¿Triatletas estáis listos ??... a lo cual en esta ocasión, nuestro TriCaletero le contestó: "Yo toy listo, pero mis piernas  aún no lo sé...ojala me respondan y se dejen de contracturas, tirones, calambres y tonterías varias, que aquí en mi pueblo tengo que dar el callo si o si".

-Video de la Salida-

Sin más, bocinazo de salida que se dio y tradicional "escopetazo tricaletero" que se sucedió. El agua estaba picaita y por tanto con mucho y fuerte oleaje. Propiciado por ello, una triatleta fémina, nada más darse la salida cae en la orilla delante de nuestro pupilo, intentándose levantar lo más rapidamente posible. "Alejop". Nuestro pupilo ante dicha situación ni corto ni perezoso, apoyándose en las espaldas de la fémina salta literalmente por encima de la misma como si del juego de la "pídola" se tratase para solventar con éxito dicha incidencia inicial...("Menos mal que salté por encima de ella, que sino "chico puntazo" le hubiera dado...jejeje...mil perdones amiga triatleta femenina...la adrenalina me hace cometer estos excesos, espero que sepas comprenderme"). Lógicamente, tras el salto a la "pídola", nuestro TriCaletero para no perder tiempo entró en el agua directamente de cabeza, para iniciar así su nado.

De tal manera tan accidentada, inició así su explosivo nado en estos sus primeros metros de este primer sector. Si antes, jugaba a la "pidola", ahora parecía que estaba jugando al "El último...Catea" (nota aclaratoria: "juego de carreras varias donde el último en llegar recibe una severa catea del resto). "Cates", Cates" y más "Cates", dinamizados con "Cachetas" y "Patadas Varias", y "salpicados" por unos pocos de codazos y rodillazos puntuales, fue los que recibió nuestro pupilo de diestro y siniestro  en estos primeros compases de la natación..."Por un momento pensé... to´s los que me están dando tienen que ser del club de la tritleta fémina de la "pídola", que han visto lo que le he hecho a la chikilla, y se han mosqueao conmigo, y me la están dando ahora mortal ".


Harto de golpes y más golpes, nuestro TriCaletero muy acelerado y alto de pulsaciones llegó a la primera boya de giro, donde recibió más golpes todavía...("Illo ya esta bien ome, que con to´ lo que me habéis dado ya, lo de la fémina está más que saldado..peaso de Cabrones").Tras girar la misma, parece que la cosa se tranquilizó y nuestro TriCaletero se pudo tranquilizar un poco y poner en funcionamiento su ritmo de "crucero" del día, el cual oscilaría entre los 1:48-1:52 min. los 100 m. En esta ocasión, hartito de "palos", no se preocupó de coger unos "pies aliados"...("Mejor no, no vaya a ser que sea del Club de la fémina, y patada en la cara que te crió ").. y solo se ocupó de llevar un buen ritmo y una buena cadencia de braceo (recuerden que el agua estaba picaita, y dicha cadencia era más que necesaria).

Llegó sin incidencia algunas a la segunda y última boya de giro. Boya que giró y a partir de la cual, nuestro TriCaletero decidió aumentar el ritmo, aprovenchando la ligera corriente y las olas a favor de la marea. Sin más, nuestro TriCaletero piso de nuevo tierra, marcando un tiempo de 16 min. 14 seg. en los casi 900 m. reales que finalmente tuvo este primer mal medido tramo a nado, nadando por tanto a un buen ritmo medio de 1:48 min. los 100m. que le hizo protagonizar el 102 mejor parcial (poquito a poco va mejorando en este sector).

 Gorro fuera. Gafas fuera. Y rápido a la carrera hacia boxes. Pero...no se lo van a creer. Primera bloguería del día de nuestro TriCaletero. No sabemos si aún acarajotado por la "paliza" que recibió en el tramo de nado, pudimos ver a nuestro pupilo mientras se dirigía a toda pastilla a boxes, como se llevaba su brazo y mano derecha a la zona trasera de la nuca como si buscase algo...Si señores si. ¡¡ Lo que buscaba era la lengüeta del velcro del traje de neopreno ¡¡..."Pero TriCaletero que haces cojone???...que hoy no llevas traje con la caraja...jajaja" ( le dijo un conocido "personaje" amigo de nuestro TriCaletero mientras que esté subía ya por la maderas de acceso a la playa). Gran carcajada que pudimos visualizar en la cara de nuestro TriCaletero ante la indicación o mejor dicho "cachondeito" de su amigo.

Ya os decimos, muy rápido y veloz, llegó a boxes y a su box, y más rápidamente salió del mismo. Gafas y Gorro a "por tabaco". Traje de neopreno fuera...jejeje (perdón TriCaletero por nuestro particular cachondeito al respecto, pero menuda caraja tricaletera que tienes). Portadorsal colocado. Casco a la cabeza. La preciosa "cannondale" a su lado, y estampida junto a ella por boxes. Y una vez pasada la línea reglamentaria y tras dos ediciones consecutivas fallando en la misma, subida perfecta sobre la "cannondale" sin ninguna bloguería que resaltar e iniciando de manera rápida y sin contratiempos el segundo sector de bicicleta. Nuestro TriCaletero solo tardó 1 min. con 26 seg. en estos 300 m. de T1.

"Oleeeeeeee el Jaime y el "Chico" está ahí delante, oleeeeeeeee... po tan mal no habré nadado". Sus dos compañeros de club, mejores nadadores que nuestro pupilo, iniciaban junto a él, el sector de bici. Muy motivado por ello, tras ellos terminó colocar sus pies dentro de sus zapas, se apretó sus lengüetas, y apretó dientes para subir los primeros cortos pero duros repechitos del  exigente circuito en bici chiclanero (al cual tendrían que darle tres vueltas).
                             
Ya en estos primeros repechitos, nuestro TriCaletero pudo comprobar rápidamente que no iba tan fresco y tan fino, como en otras ocasiones..." Quien me mandaría a mi, jugar una pachanguita dos días antes del triatlón...me cago en tos mis muertos...ahora te joe, y a sufrir no queda otra". Ante ello, y casi siempre a rueda de sus dos compañeros de club, y de algunos agregados más que se unieron a ellos, finalizaron la primera vuelta (a unos ritmos que oscilaron entre los 31 y 38 km./h.). En esta primera vuelta, ya pudimos ver el sobreesfuerzo que tenía que hacer nuestro TriCaletero en cada uno de los repechos para no perder "comba" en ellos y en cada una de las arrancadas de cada rotonda de giro . "Puffff....que barbaridad me arden los cuadriceps... los muertos del fútbol, del Mourinho, del Cristiano y de la mare que los parió".

Nada más iniciarse la segunda vuelta, el grupo que precedía al grupo de nuestro TriCaletero, les dio alcance. Esto hizo que se acelerara un poco el ritmo y velocidad del grupo. Entre las 8 o 10 unidades del grupo recién agregado, se encontraban su compañero de Club "Reaco" y el gran "Antoñito Benitez" (ambos muy fuertes en bici, pero sobre todo el primero todo un especialista en estos lindes"). Nuestro TriCaletero para que lo sepáis, fraguó durante la semana previa al tri chiclanero, un "pique" muy especial  con el gran "Antoñito". Nuestro TriCaletero se apostó con él que saldría antes que él del agua (como que así hizo), y que después en la  bici cuando lo cogiera (cosa la cual acababa de ocurrir), le aguantaría la rueda y se pegaría a él como una lapa, y no lo soltaría hasta meta. Así que el gran Antoñito,   intentaría ahora devolverle la moneda de un momento a otro a nuestro TriCaletero costase lo que costase, intentándose zafar de él a toda costa. Y así realmente sucedió. Tras girar por el punto de giro en la mitad esta segunda vuelta, el gran Antonio Benitez, tras haberlo intentando previamente en un par de ocasiones más (todo sea dicho de paso), finalmente y tras mirar de manera desafiante a nuestro TriCaletero, realizó un espectacular derramaje sobre uno de los repechos prolongados del del circuito (listo él), al cual nuestro TriCaletero ("picao" como el solo), intento responder sin éxito ("no estaban sus piernas para muchas florituras como esas), tan solo pudiéndolo seguir su compañero de Club "Reaco". Ambos cogieron unos metros al grupo de nuestro TriCaletero, los suficientes para que no le dieran alcance ni en lo que quedaba de 2º vuelta, ni el transcurso de la 3º.

Nuestro TriCaletero, ya muy desgastado de piernas, y siguiendo las indicaciones de su compañero de club "Jaime" ("TriCaletero a rueda cojone, a rueda no desgastes más, que esto es un deporte para listos"), se puso a rueda a recuperar un poco tras el esfuerzo realizado tras el o los señores arreones del gran Antoñito. De esta manera, finalizó la segunda vuelta e inició la tercera y última.

En está última vuelta, el grupo de nuestro TriCaletero ante la escapada de dos de sus unidades, se mostraba un tanto nervioso. El "personal" daba continuos "palitos" de consideración no sabemos con que intención: si para escaparse, si para coger al "Antoñito y al Reaco", o para colocarse para la transición en posiciones delanteras. Lo que si sabemos es que dichos "palitos" hacían mucho daño a las ya desgastadas piernas de nuestro pupilo.

En unos de estos "palos", nuestro TriCaletero estuvo a punto de irse al suelo. Uno de los Triatletas del grupo del gaditano, de improvisto y desde atrás del grupo, salió como una exhalación en una nueva tentativa de escapada. Nuestro TriCaletero, sabedor de su fatiga muscular acumulada, no hizo ni el intento de ir a por él, pero el triatleta que estaba pegado justo a su derecha si que lo hizo. Sin darse cuenta que nuestro pupilo estaba unos centímetros algo retrasado junto de él (lo justo para no verlo), salió del grupo hacia la derecha a por el triatleta que dio el arreón inicial. Ello hizo que este cerrará la trayectoria a nuestro TriCaletero, que casi rozó su rueda trasera, y que hizo que nuestro pupilo se desplazará de manera subita hacia su derecha para evitar el contacto con la misma y evitar así la caída.
Instintivamente sacó su pie del pedal derecho, y más aún cuando al desplazarse hacia su derecha, contactó por el otro lado con otro triatleta del Carmona Paez que le adelantaba en ese preciso instante por la izquierda. Aún no sabemos como, pero tras segundos de "equilibrios e incertidumbre" nuestro equilibrista TriCaletero, pudo solventar la papeleta, direccionando el manillar y su "cannondale", y por tanto, salvándose "in extremis" de probar lo duro del pavimiento ("Upssss...los güevos como corbata se me pusieron, menos mal que no me he caído pisha...porque no se lo que hubiera sido de mi, pero sobre todo de mi preciosa "cannodale"). Muy asustado por tanto, nuestro TriCaletero  siempre ahora a rueda cerrando el grupo, finalizó sin incidencias algunas más esta última vuelta, no sin antes disculparse con el Triatleta del Carmona Paez.

Nos obstante, nuestro pupilo arreado por su compañero de Club Jaime, en los metros finales del sector ya próximos a boxes, se encaramó en las posiciones delanteras del grupo para evitar las tradicionales masificaciones que se ocasionan al llegar en grupo al box y por tanto, evitar posibles caídas (que ya estaba el dia bien de golpes) y perdidas de tiempo. Pues así que hizo. Tras haberse desabrochado previamente las zapas y haber puesto sus pies sobre las mismas, de nuevo a lo "Gomez Noya" y sobre la línea, bajó de su cannondale, muy cargadito de piernas, poniendo fin a este "movidito" sector de bici.

Nuestro TriCaletero invirtió en los reales 18 kms. con 830 m. del sector en bici, un buen tiempo de 30 min. con 34 seg., haciéndolo por tanto a una buena media teniendo en cuenta las características propias del recorrido, de 36,96 km./h. que le hizo marcar el 65º mejor parcial de todos.

Nuestro pupilo corrió al sprint hacia su box. Una vez en él,  colocó  de manera delicada su "preciosa cannondale" (vivita y coleando de milagro). Se colocó sus "Zoots Voladoras". Mando a "por tabaco" su casco, y salió a la carrera de nuevo, colocándose su visera "Compressport" y dándole la vuelta al dorsal, iniciando como una exhalación el último y decisivo sector de carrera pie. 34, fueron los segundos que tardó el gaditano en esta superapidísima T2.

Con las piernas más desgastadas que las bielas de la bici del "Ruzafa", nuestro TriCaletero inició este decisivo sector de carrera a pie, siempre con la incertidumbre de si su ya fatigada musculatura le permitiría o no correr estos últimos 5 kilómetros a los ritmos previstos. No obstante, pese a ello, nuestro pupilo salió como una "moto" de boxes, recorriendo el primer kilómetro a un ritmo de 3:53 min. el km. "A este ritmo me parece a mi que mi isquiotibial derecho no me aguanta hasta el final"...se dijo para si mismo el gaditano.

A nuestro TriCaletero no le quedó otro remedio por tanto, que cambiar su estrategia de carrera, aflojando así  su ritmo, para dosificar su maltrecha musculatura  para que le pudiera aguantar hasta meta. Se propuso correr ahora en torno a 4:00 min. el kms., siempre controlando sus pulsaciones, con la idea de apretar y darlo todo al final en el último kilómetro.

Pues dicho y hecho. Pese a aminorar su ritmo de carrera, siguió adelantando a algunos triatletas. Picó el 2º kilómetro  en 3:59 min. el km, finalizando así la primera de las tres vueltas e iniciando al mismo ritmo la 2º.

Menudo subidón que le daba a nuestro TriCaletero cada vez que pasaba por el punto de giro más cercano a la línea de meta. Allí se agolpaba numeroso público y amigos, que no dejaban de animar, vitorear, y arrear a nuestro TriCaletero cada vez que pasaba por dicha zona. Allí nuestro pupilo se venía arriba, e insconcientemente aumentaba su ritmo de carrera. Salía como una exhalación del giro, cosa la cual resultaba un tanto contraproducente para sus isquiotibiales que no estaban para dichas explosividades.



Y tanto que lo fue, ya que  unos metros tras haber girado, nuestro TriCaletero tuvo el primer y único aviso (gracias a Dios) en forma de pre-calambre de su isquiotibial. Fue leve pero contudente..."Como siga así, al final se me acalambra"... se dijo para si mismo. Así que de nuevo aflojó el ritmo, picando ya el 3º kilómetro a 4:04 min. el kms. (el kilómetro más lento de los cinco).

En el giro más lejano de la 2º vuelta, nuestro TriCaletero pudo visualizar que no estaba muy lejos de su "enemigo" Antoñito (a unos 30 o 40 seg). Nuestro TriCaletero, se enfadó muy mucho consigo mismo por esta situación..."Manda cojones, hoy que voy mu bien de pulso y de respiración, no me quedan piernas ni para apretar ni una mijita, pa una vez que tengo a tiro al Antoñito...puffffff los muertos el fútbol ya ome".

Nuestro resignado TriCaletero, contrariado siguió corriendo a cuatro. Giró de nuevo por el punto de giro más cercano a meta, e inició esta última vuelta, picando el 4º kilómetro en 4:02 min. el kms. El gaditano en unos de sus tradicionales arrebatos de finales de prueba (el muy insconciente, pudiendo poner en peligro su participación titanera...si es que no tiene arreglo), se propuso correr este último kilómetro por debajo de 3:45 min. el kms. y más aún cuando por su lado de adelantó su compañero de Club, Marcos Juncal, y cuando tenía a tiro a unos metros delante suya  a su amigo el gran "Juan Antonio de Morón". Pues dicho y hecho, rezando para que su musculatura le aguantase a dichos ritmos hasta el final, aceleró de sobremanera su carrera. Incluso sprintó el muy "loco" en los últimos metros de la prueba. Finalmente entró en meta justo detrás de "Juan Antonio" y de su compañero "Marcos" (y todo sea dicho de paso, a tan solo unos 28 seg. de su "enemigo amigo" Antoñito..."te tuve a tiro Antoñito, te tuve a tiro...grrrrrrr grrrrrrrrrr...jejeje").


Nuestro deportista finalmente corrió este último kilómetro (gracias a Dios, sin que finalmente su isquiotibial se le contracturase), a 3:46 min. el kms., marcando un ritmo medio en el total de los reales 4 kms. con 930 m. del sector, de 3:57 min. el kms . Ritmo que no está del todo mal después de lo difícil y complicado que se lo puso su propia musculatura. En este último sector nuestro TriCaletero invirtió un tiempo de 19 min. 30 seg., tiempo que le hizo marcar el 56º mejor parcial de todos en la carrera pie.

Como ya os adelantábamos en el titular (si es que se acuerdan de él...jejeje), 1h. 08 min. con 32 seg., fue el tiempo final en el que paró el crono nuestro TriCaletero al cruzar el arco. Entró en meta muy contento y feliz, consciente del buen triatlón chiclanero que por fin se había marcado, con una natación en su linea, y una bicicleta y  carrera buena pero mejorable, marcada por el desgaste y fatiga de su musculatura. Dicha marca le hizo clasificarse en una meritoria 68º posición de la general de un total de 267 triatletas que finalizaron la prueba, el 44º de su categoría de un total de 151, y el 9º local de un total de 41.


Tras cruzar la línea de meta, nuestro feliz TriCaletero recibió las enhorabuenas y felicitaciones de todo los conocidos, amigos y triatletas que a la zona de pre-meta iban llegando. Entre ellos, las de su fiel escudera y Anita (novia de Jaime, su compañero de fatigas), las de Irene y Adrián (novio de Irene, que también conoció en persona, y que en la actualidad está aquejado de una fascitis plantar de la que muy pronto saldrá de ella..:"Animos Campeón"), las del gran Gavi el tri-bombero de Arcos (al que conoció durante su 4º Visita Pretitanera a la Sierra), las del gran Caxaira (con el que se enfundó en un efusivo y emotivo abrazo), las del gran Chua (cuñado de Rubén Braza que siempre tiene unas palabras de cariño para con su amigo el TriCaletero),  y muchos otros más que si siguiéramos no acabaríamos hasta mañana ( o mejor dicho hasta pasado porque no veá como se está alrgando esta "escueta crónica").

Nuestro TriCaletero agradeció de sobremanera todas estas felicitaciones y muestras de cariño, tras la cuales se rehidrató pertinentemente, estiró de igual manera con detenimiento y esmero. Posteriormente, recogió todo el tri-tinglao de boxes, guardándolo en su TriPaquetera, para después de ello cambiarse de indumentaria, y disfrutar así de la entrega de trofeos. Tras la misma, y tras los pertinentes "comentarios de la jugada" con los compis, nuestro TriCaletero dio por finalizada su participación en esta edición 24º del Triatlón Chiclanero, que tan buen sabor de boca le había dejado.

Pd.1: Como podrán visualizar en su calendario competitivo, nuestro TriCaletero no competirá más hasta el próximo día 1 de Octubre, día del esperado y ansiado "VII Triatlón Titan de la Sierra de Cádiz" (última prueba de la temporada para nuestro pupilo). Es por ello, por lo que en próximas entradas y siempre antes de la previa de la gran cita titanera, os haremos un resumen pormenorizado de la planificiación pretitanera seguida por el gaditano para la preparación de esta dura y exigente prueba. Todos sus números, incidencias y detalles muy pronto aquí en este tu blog preferido.

Pd.2: Nuestro TriCaletero cerrará esta su 17º semana de entrenos pretitaneros ( a día de hoy sigue sin fallar ni un entreno, y ya van 17 semanas), con una nueva y última visita a la Sierra. Con esta será las 6º vez, que nuestro infatigable Tricaletero visite  Zahara y sus alrededores. En esta ocasión, el exigente mister de nuestro TriCaletero (el cual acompañará en esta ocasión a su pupilo), le tiene preparado al gaditano un entreno serrano más light de lo habitual ante la proximidad de la gran prueba. El entreno de este "6º Entreno Pretitanero en la Sierra de Cádiz", consistirá en un transición de 60 kms. en bici + 30 min. de carrera a pie. Durante el recorrido en bici, nuestro TriCaletero solo ascenderá el Puerto de las Palomas. Esto lo hará tras llanear previamente por los 20 kms. kilómetros aprox. que separan Zahara de la pedanía  Montecorto. Una vez en MonteCorto,  volverá sobre sus ruedas de nuevo hasta Zahara para acometer la subida al mítico puerto, tras haber acumulado ya por tanto, esos primeros 40 kms. Una vez en la cima de las Palomas, descenderá hasta Zahara por el mismo puerto, donde una vez de nuevo abajo soltará su bici, se calzará sus zapas, y se pegará 30 min. de Carrera Continua Progresiva, llaneando por los alrededores de la localidad serrana. Entorno a tres horas durará este último entreno en la sierra de nuestro TriCaletero antes del día "d", entreno del que os mantendremos informados en forma de Breves Noticias TriCaleteras".

Ahora si, si habéis llegado hasta aquí, que lo dudamos,  ponemos fin, a esta "escueta crónica"...jejeje, si es que nosotros tampoco tenemos remedio...¡¡ Vamooossssssss Vamooossssss Go Go Go ¡¡

5 comentarios:

  1. Compadre, en Rota te salio mejor, es que la presion te puede mamona.
    Cuidaito er Domingo no te caskes mucho, ya nos queda menos para Titan.

    ResponderEliminar
  2. ojú killo,llevo tiempo sin leerte pisha pero con esto me he jartao para otra temporaita.me alegro que vayas de lujo aunque ya sabia yo que eso del futbito no te traeria nada bueno.aun así es para estar contento,en tu proxima competi tendras a un incondicional animandote a tope.ah ! gracias por hacer de anfitrion de lujo a nuestra compi botellina.ya te llamo antes del titan pa ponerte mas nervosio,jajaja.un abrazo crack y un beso pa sonita.

    ResponderEliminar
  3. Este artículo es muy interesante ya que nos muestra información muy completa y concisa gracias y sigan publicando.

    ResponderEliminar
  4. 37 de media en bici mmm eso si que es bueno, y mas si estas metiendo volumen para el Titan. No paras de castigarte Tricaletero!!!
    Abrazo y que el squio se mantenga fuerte amigo

    ResponderEliminar
  5. ¡Eres un artista! Lo de saltar a pidola a la pobre triatleta ya tiene su miga, pero lo de quererte quitar el neopreno sin llevarlo, ya es para mear y no echar gota.

    Ahora ya en serio: sSigues a muy buen nivel, pedazo de Titán que te vas a marcar. Allí estaremos para verlo "in situ" (porque por la tele no lo echan, je, je). Un abrazo.

    ResponderEliminar