miércoles, 25 de enero de 2012

Crónica: "II Duatlón Ciudad de Sevilla"

"Fenomenal y excelente actuación de nuestro "Duatleta Caletero" en el pasado "II Duatlón Ciudad de Sevilla".

"No vea como ha empezao la temporá de duatlone er TriCaletero de los cojones" (Frase literalmente entresacada de boca de un conocido y querido amigo de nuestro deportista, nada más que lo vio cruzar la línea de meta).  Ni el cansancio, ni el desgaste con el que se presentaba el capitalino en la prueba sevillana, pudieron con sus ansias y ganas competitivas. El gaditano como ya podréis deducir del titular y de la frase con la que hemos querido iniciar esta crónica, cuajó una más que fenomenal y excelente participación en el duatlón hispalense del pasado Domingo. Que manera de correr señores. Que manera de pedalear sobre sus nuevos tubulares. Para que lo hubierais visto. De sobresaliente. Y más aún si tenemos en cuenta como ya os decíamos, que este fue el primer duatlón de la temporada para el gaditano y que por otro lado, no disputaba una prueba combinada desde el  pasado 1 de Octubre de pasado año (Día del Titán). Ahí es nada. Magnifica por tanto la actuación de nuestro incombustible Triatleta Caletero, en esta segunda edición del bonito y bien organizado "Duatlón Sevillano", que sin más os pasamos a resumir, o al menos intentarlo, para que comprobéis que lo que os contamos es del todo cierto...

Pues bien, nuestro TriCaletero  tras su respectivo madrugón de aupa, se encajó el domingo bien tempranito en los aparcamientos anexos al Parque del Alamillo Sevillano (centro neurálgico de la prueba), a bordo de su "Paquetera TriCaletera"  y acompañado como no, por su fiel escudera.

Nada más bajarse y pisar suelo sevillano, el gaditano ya pudo comprobar en sus propias carnes (de gallina) el gran pelete y fresquito mañanero que hacia en la capital andaluza. "Puffffff...no vea que frió hace en Sevilla cojone".

Acto seguido y tras repetir una y otra vez, frases exclamativas y/o similares a la anterior, nuestro congelado TriCaletero se puso a montar todo el "Tri-nglao" preprueba correspodiente. Mientras que bajaba de su Paquetera su flamante "Cannondale" con sus nuevos tubulares perpetrados, nuestro TriCaletero escuchó desde la ventanilla de un coche azul..."TriCaletero Teledorsal ¡¡...tome usted el suyo". "Joe como funciona la organización de este duatlón chikillo...jejeje". "Teledorsal" resultó ser su gran amigo Charlie que muy gentilmente se ofreció el día antes  a recoger el dorsal 115 de su amigo el TriCaletero.

Tras ello, y ya con todo lo necesario en su poder, ultimó todos los tri-preparativos, cambiándose acto seguido de vestimenta, disfrazándose del "Duatleta Caletero en su versión de temporada invierno, abrigado hasta los topes, porque no vea la que estaba "haciendo" en Sevilla, que hasta los patos del Parque del Alamillo iban con traje de neopreno.

Una vez todo listo, y acompañado de Charlie y sus respectivas parientas, se desplazó hasta el chek-in de material. Por el camino, primeros saludos y abrazos del día, con el gran Alberto Sarabia, el gran Moncho y el gran Antonio Ostos (los tres componentes del Tri-Marbella), con el gran Manuel Velázquez (de los Botellines) y el gran Lolo Cerviño (compañero de club de nuestro TriCaletero). Una vez ya dentro de boxes, siguió repartiendo saludos y más abrazos, a todo aquel compi con el que se cruzaba mientras se dirigía a su box, tales como: Ismael, José María Bikila, Jesús Rodriguéz, David y el gran Lay de los Palacios (que chico "puntazo" inesperado le dio a su compadre TriCaletero), a Juanma, Juanjo y Juan Ramón Carbo (grandes Triatletas del Carmona Paez), a David y Antonio Bénitez (del Triatlón Vipren), así como a todos sus compañeros de club que se desplazaron hasta Sevilla (Peque, Rubén Braza, Victor Vía, Miguel Baro, Pedro Butrón, Pepe Zajara y Marcos Juncal), así como a otros muchos más.

Lolo y el TriCaletero
Tras darle y darle a la lengua a más no poder,  por fin llegó a su box 115, colocando acto seguido minuciosamente todas sus "Tri-herramientas de trabajo", tal como tan solo él lo sabe hacer.  

Sin más, y tras coger referencias de la situación de su box dentro de boxes, cosa la cual necesaria debido a lo amplio del mismo (más de 300 m.), se dispuso a calentar, cosa igual de necesaria debido a lo gélido del ambiente sevillano, junto a su compañero de club, Lolo Cerviño, haciendo una parada intermedia imprevista en el mismo para echarle un poco de "abono orgánico" a la bonita y frondosa vegetación del coqueto Parque Sevillano.

TriCaletero, Ruben y Peque
Tras unos cuantos progresivos varios para terminar de entrar en calor, nuestro TriCaletero, tras las pertinentes fotos con sus compañeros de club, sin más se dispuso y se inmiscuyó en las primeras filas del abarrotado cajón de salida (conformado por cerca de 300 duatletas a cual más fino y de más calidad), a la espera que se diera la esperada salida a esta 2º edición del Duatlón Sevillano que estaba apuntito de comenzar.

A los pocos minutos, en los oídos de nuestro pupilo resonaron esa frase interrogativa que ya echaba tanto de menos de..."¡¡ Duatletas estáis listos????", escuchándose tras la cual el tradicional pistoletazo de salida, que esta ocasión sonó algo parecido a...

¡¡Plooozzzzzzz ¡¡. Nuestro TriCaletero como es costumbre en él, salió "escopetao" del cajón de salida, y en esa ocasión aún más todavía, ya que si quería asegurarse un buen grupo de bici en el segundo rápido sector en bici (cosa la cual así quería hacer), se tendría que pegar los primeros 5 kms. a pie de este primer sector a todo gas, cosa que como veréis así hizo.

Tanto fue así, que el primer kilómetro lo picó a unos exigentes 3:38 min. el km., siguiendo las "bellisimas" estelas de la gran Maria Pujol y la gran María Bravo; cosa por la cual su compi de club; Lolo Cerviño, tras adelantarlo y pasar por su lado le propinó una severa colleja exclamándole un gran y sonoro...¡¡ Güarrón ¡¡...ante el ferreo "marcaje"  que le estaba haciendo con la mirada a las dos grandes duatletas andaluzas. No obstante, nuestro pupilo tan solo pudo aguantar este primer kilómetro el ritmo demolelor de ambas féminas (la élite del Triatlón andaluz) .

Ante ello, el gaditano tras la inercia de la salida y de este primer kilómetro, aflojó tan solo un poco su ritmo, siempre teniendo en el punto de mira  a su compi de club Lolo (fuerte a pie, pero más fuerte en bici), al cual se empeñó en no perder de vista en este primer sector a pie. Derivado de ello, el km. 2 lo picó a 3:42 min. el km., completando así la primera vuelta al Parque del Alamillo de las dos que había que dar. En dicho instante pudo comprobar que este primer tramo de carrera y por tanto de igual manera el 2º, estarían muy pero que muy cortos.

Al iniciarse la 2º vuelta, el gaditano al ver en su gps sus altas pulsaciones, prefirió regular y dosificar un poco en esta segunda vuelta, intentando al mismo tiempo que el gran Lolo (que iba que se las pelabas) no se le marchara demasiado. Por ello, ya picó el km. 3. a 3:49 min. el km., kilómetro en el que se percató que estaba corriendo codo con codo junto al gran Manuel Velázquez de los Botellines, con el que a la postre finalizaría este primer sector.

Manuel Velazquez, el Dorsal 248 y el TriCaletero
Ya a tan solo 280 m. de boxes, el km. 4 lo picaría a 3:47 min. el km.. Finalmente nuestro Tricaletero entró en boxes, completando este primer sector de 4 kms. 280 m. reales en un tiempo de 16 min. justos (83 mejor parcial), a una muy buena media por tanto de 3:44 min. el km.

Lolo entró en boxes e inició por tanto esta T1, unos 15 seg. antes que nuestro TriCaletero. Por ello, y con la idea de intentar salir de boxes junto a él (recuerden muy fuerte en bici y por tanto buena rueda para acometer el segundo sector del día), nuestro TriCaletero siguió corriendo por medio del largo box a los exigente ritmos a los que los venía haciendo sin aflojar ni siquiera un poco. Esto le hizo que llegará muy rápidamente a su box 115, sin equivocaciones algunas gracias a las referencias ya tomadas en la pre-prueba. Una vez allí, en un visto y no visto, se quitó su visera, se quito sus voladoras, se puso sus gafas, se puso su casco, bajó del box su preciosa "cannondale" y de nuevo salió en estampida ahora con su bici a cuesta en busca de la salida del box. Nuestro TriCaletero solo invirtió en todo ello, y sobre todo en recorrer los largos 300 m. del box, 1 min. 23 seg. Tiempo que le posibilitó felizmente y tal como estratégicamente tenía pensado salír de boxes junto a su compi de club, Lolo.

Tras encaramarse en su "Cannondale", y tras meter los dos pies de manera directa en sus zapatillas, pudo exclamar eso de "T1 Perfect", iniciándo así junto a su compi de club el segundo sector del día de 20 kms. en Bici.

Primero metros del sector. Primera rotonda, y nada más salir de ella, nuestro TriCaletero se percata que unos de los duatletas de delante suya, tiene problemas con una de sus zapatillas. El duatleta en cuestión (llamado "cariñosamente" por nuestro TriCaletero er "Tonto-Poya"), no termina de solventar su problema con la zapatilla, y súbitamente y sin esperarlo ni corto ni perezoso cruza su bicicleta delante de las propias narices de nuestro TriCaletero, estando a puntito de colisionar con él. Así que frenazo casi en seco que nuestro TriCaletero pegó isofacto, con sus respectivo "Tus muertos" correspondiente, teniendo que reiniciar la marcha casi de parado.

Dicha incidencia, hizo que nuestro TriCaletero perdiera unos metros con respecto a su compi de club Lolo y junto al duatleta al que este último le había acabado de coger la rueda (el cual después ya en meta pudimos descubrir que se trataba del "Novio de la gran María Pujol", que no vea como iba el nota en bici... fuerte no fortísimo... que krak¡¡). Encorajado por ello..."Me cago en tos los muertos del Tonto-poya este de los cojones", intentó rápidamente recortar dichos metros que ambos (Lolo y por tanto el novio de María Puyol") le llevaban de ventaja. Chico calentón que se tuvo que dar nuestro TriCaletero en estos primeros metros y kilómetros del sector para darles alcance. "Oju que fatiguita chikillo". Nuestro TriCaletero, tras un sobreesfuerzo considerable (imaginense el Lolo y el novio de Maria Puyol, en estos primeros compases del sector rodaban en torno a 38-41 kms/h.)  y por tanto tras mucho sufrir (rodando por encima de los 42 kms./h.), les dio alcance a mitad de la avenida torneo, poniéndose a rueda y descansando un poco de este accidentado y explosivo inicio de tramo..."Los muertos del Tonto-Poya, con to su puta mare".

Magistralmente y genialmente llevados por el gran "Novio" de la gran "María Pujol", siempre a su rueda sin darle un solo relevo ("el solo se bastaba, no veas como iba el nota"), nuestro TriCaletero y Lolo, fueron completando estos primeros kilómetros de esta primera vuelta de las dos que tenían que dar en este sector, a ritmos que oscilaban entre los 39 y 36 kms./h. Ya os decimos, siempre a rueda (para desgastar solo lo preciso y necesario), nuestro TriCaletero no solo se pudo recuperar del sobresalto inicial, sino que incluso se calmo y rodó con comodidad en esta primera vuelta, pese a los ritmos a los que lo estaban haciendo.

Al trio inicial (Lolo, el novio de "Maria Pujol", y nuestro protagonista), durante el transcurso de esta primera vuelta, se le fueron sumando unidades y más unidades que el bueno del "Novio de Maria Pujol", el solito se iba encargando de dar alcance, uniéndose a la "fiesta" que estaba montando el susodicho. Como consecuencia directa de ello, el ritmo del ahora gran grupo (7 o 8 unidades) de nuestro TriCaletero aumentó un poco. Rodando entre 41 y 36 km./h. nuestro TriCaletero siempre a rueda en el seno del grupo, discurrió sin incidencias resaltables las largas rectas cartujanas.


En estas largas rectas, nuestro TriCaletero y su grupo, se percataron que el grupo delantero de unas 8 o 10 unidades (donde estaban incluidas María Pujol, María Bravo y el amigo Alberto Sababia del Tri-Marbella), solo les llevaba unos 300 o 400 m. de ventaja  Así que el novio de María Pujol, como buen novio y para no dejar sola a su pareja entre tantos tios musculados, aceleró de nuevo el ritmo con la idea de ir recortandole poco a poco dicha distancia y darles alcance, para así estar junto a su querida pareja, ya que dicen que "la distancia en una relación no es muy buena consejera". Pues dicho hecho. El novio de María Pujol y todo los demás agregados a su rueda, poco a poco y casi sin ningún relevo se encargó  el solito de ir recortando dicha distancia al grupo de su compañera sentimental.


Por el camino nuestro TriCaletero pudo ver a su amigo David Benitez, pinchado y apostado en el lateral del carril bici ("¡¡ que mala suerte krak ¡¡!"), momento en el cual, se acordó de sus nuevos tubulares que estrenaba para la ocasión que no vean como rodaban y que tan buen resultado le estaban dando hasta el momento.

Aún si llegar a alcanzar al grupo de María Pujol, ya os decimos con nuestro TriCaletero placidemante rodando a rueda en el seno del grupo, completaron la primera vuelta sin incidencia ninguna, iniciando así la segunda y última, no sin antes tomarse su tradicional glucosa de cafeína para que le hiciera efecto en esta parte final del sector de bici y sobre todo en el último sector a pie.
Por fin y tras varios kilómetros, y cuando discurrían por la avenida torneo, el grupo de nuestro TriCaletero dio alcance al grupo de María Pujol,  también propiciado en parte porque dicho grupo bajó un poco el ritmo debido al poco entendimiento de sus integrantes en esta segunda vuelta. El gran Novio de María Pujol, por fin se reecontró con su "Maria Pujol" (...ooooooo que bonito, que tri-momento) ya pudiendo respirar tranquilo...("Si pisha respira cojones, respira...porque que barbaridad, como le pegas a los pedales colega..que krak¡¡").

Ya en el seno del gran grupo (ahora conformado por 16 unidades), y rodando entre los 41 y 36 kms./h., repetimos siempre a rueda, nuestro TriCaletero completó sin incidencias alguna los kilómetros finales de esta segunda vuelta y por tanto del sector. Nuestro TriCaletero llegó de nuevo a boxes, completando los 20 kms. 500 m. reales de este rapidísimo segundo sector, en un buen tiempo de 32 min. 26 seg. (78 mejor parcial), a una fabulosa media por tanto de 37,9 kms. /h.).

Se bajó a lo "Gómez Noya" de su "cannondale" en la misma línea de boxes, y rápidamente con su bici a cuesta, corrió a lo largo del largo boxes en busca de su box, como si le fuera la vida en ello. Una vez en su box 115, colgó eso si, de manera delicada, su "pequeña" sobre el mismo, y de nuevo en un plis plas, se quitó el casco, se quito las gafas, se puso sus voladoras y de nuevo estampida que se pegó a la carrera por el box mientras que se terminaba de poner su tradicional visera, dispuesto a darlo todo en este "corto" último sector que estaba apuntito de iniciar. Nuestro TriCaletero solo tardó en esta larga T2, 1 min. 32 seg.

De nuevo, nuestro TriCaletero salió escopetao de boxes, tan solo unos segundos por detrás de María Pujol y María Bravo..."Oleeeeeeee si voy detrás de estas dos fueras de serie pos tan mal no lo toy haciendo hoy ...Vamos a comernos este último sector para ponerle la guinda al pastel...Vamooosssssss"....se decía para si mismo nuestro TriCaletero  supramotivado por el gran duatlón que estaba protagonizando hasta el momento.

Pese a intentarlo, el gaditano no pudo dar alcance ni a Maria Pujol, ni a Maria Bravo. No obstante, sin perderlas de vista, nuestro TriCaletero picó el primer kilómetro de este corto 2º sector a pie, a 3:46 min. el km. "Espoleao" siguió y siguió en su idea de no perder de vista a las dos féminas, y que no le diera alcance su compañero de Club, Lolo que se había entretenido más de la cuenta en la T2, pero que no andaría muy lejos. Como consecuencia de ello, y ya muy cerquita de meta, nuestro TriCaletero en unos de sus arrebatos de finales de prueba, corrió los último 800 m. de este último sector a una media 3:40 min. el km. El gaditano de dicha manera, entró finalmente feliz y eufórico en meta, marcando un tiempo final de 58 min. 06 seg. a tan solo 22 seg. de María Pujol y a 8 seg. de María Bravo, siendo muy consciente del gran duatlón que acababa de protagonizar (El último sector a pie de 1 km. 800 m. nuestro pupilo los hizo en 6 min. con 44 seg. (70 mejor parcial), a una excelente media de 3:43 min. el kms).

Tras cruzar la línea de meta, primeras felicitaciones y abrazos con Alberto Sarabia, David, Moncho, José Antonio Villa, Hector, Juanjo, Juanma, así como Lolo, Peque, Pepe Zajara, Lay, Jose María, Charlie y mucho y muchos más. Tras ello, nuestro TriCaletero se rehidrató de manera oportuna, recogió la camiseta conmemorativa del evento, y se reencontró de nuevo con su fiel escudera, la cual orgullosa de su TriCaletero le dijo: "Illo que bien no???...has entrado justo detrás de María Pujol..que bueno no??...a lo cual le contestó con una supersonrisa en la cara: "Po zi que llevas razón caríño, si en vez del Triatleta Caletero hubiera sido la "Triatleta Caletera" hubiera quedado 3º de la general en féminas...jejejeje...así que ya ves de lujo".

Moncho, Lolo, TriCaletero, Lay y Charlie

Tras ello, procedió al chekin-out del material o lo que es lo mismo, a recoger todas sus "tri-herramientas de trabajo" de su box, las cuales tras depositarlas de nuevo en su Paquetera TriCaletera, se pegó una fabulosa ducha calentita en las próximas instalaciones del genial Centro de Alto Rendimientos Sevillano, junto a su compi de Club Lolo ("sin mariconeos ninguno en?"...que lo de "Triatleta Caletera" solo fue una broma"), comentando durante la misma las "jugadas más interesantes" de la prueba.

Tras la agradecida ducha, y ya maqueados y guapos, se desplazaron de nuevo hasta la zona de meta lugar donde disfrutaron de la entrega de Trofeos y donde pudieron visualizar las clasificaciones finales.

Nuestro Triatleta Caletero con esa marca de 58 min. 06 seg. se clasificó finalmente en una fenomenal 68º de la general de un total 252 duatletas participantes, y el 48º de su categoría de un total 151, clasificacion más que meritoria teniendo en cuenta la calidad de los duatletas parcipantes.


Tras presenciar la entrega de trofeos, se pegó un suculento y regenerador bocadillo de chorizo de pamplónica, mientras descansaba placidamente viendo el nadar de los patos del lago del Parque del Alamillo (que ya se habían quitado el traje de neopreno ya que el sol primaveral de media mañana había calentando ya el ambiente). Nuestro TriCaletero sin más, dio por finalizada su genial participación en esta segunda edición del duatlón Sevillano, regresando a Cadíz feliz y contento con una sonrisa que no se le borraba de su cara...de poca vergüenza.

Más tarde, y ya en nuestra redacción, tras analizar la clasificación, estudiar  de manera detenida dicha marca final (58 min. 06 seg.), así como sus parciales (C: 4,28  kms. en 16:00 a 3:44 de media + T1 en 1:22 + B: 20,5 kms. en 32:25 a 37,9 de media + T2 en 1:32 + C: 1,81 kms. en 06:44 a 3:34 de media), y realizar los cálculos y extrapolaciones oportunas, pudimos concluir que nuestro TriCaletero hubiera mejorado en Sevilla su mejor marca personal en duatlón sprint de 1h. 01 min. 34 seg., si en ella solo tuvieramos en cuenta los ritmos y parciales obtenidos en cada uno de los tres tramos, en un hipotético caso que la prueba sevillana hubiera tenido las distancias oficiales, y sin tener en cuenta en ello, el tiempo invertido en las largas transiciones. No obstante, de todos modos si hubiéramos contemplado e incluido en dichos cálculos el tiempo de dichas transiciones (2 min. con 52 seg.)  nuestro Triatleta Caletero hubiera realizado una marca de 1h. 02 min. 14 seg. en el hipotético caso que hubiera tenido la prueba sevillana las distancias oficiales, lo cual nos hace constatar y reafirmar más aún  si cabe la buena marca final obtenida por nuestro pupilo en el duatlón sevillano, siendo tan solo 1 min. 40 seg. mayor que su mejor marca personal, insistimos con unas transiciones tan largas de 300 m. como las sevillanas. Sea como fuere, seguiremos contemplando como mejor marca personal 1h. 01 min. 34 seg., a la espera de que nuestro TriCaletero mejore dicha marca con todas las de la ley, sea cual sea el tiempo invertido en las transiciones sea como fuere de largas las mismas...cosa la cual visto lo visto creemos que se producirá si todo marcha como hasta ahora más pronto que tarde.

Pues si, señores así fueron las cosas y así se las hemos contado...la crónica como siempre casi igual de larga que los boxes y transiciones del duatlón sevillano..jejeje... si es que seguimos sin tener remedio.¡¡ Vamooos Vamooosss Go Go Go¡¡. Reciban saludos cordiales y muchas gracias por llegar hasta estas líneas finales, que es lo que menos que se pueden merecer.

Pd.1: María Pujol, Novio de María Pujol, por si acaso os da por leer esta crónica..."con todo el sentido del humor y cariño del mundo". Un abrazo para los dos de vuestro amigo el TriCaletero. Nos vemos en la próxima megakraks.

Pd.2: "I Duatlón Real Villa de la Isla de León". Está será la próxima e ilusionante parada competitiva del próximo Domingo de nuestro incombustible e infatigable Triatleta Caletero. La previa del primer duatlón isleño ya mismo aquí en este tu blog preferido: El Blog del Triatleta Caletero.

5 comentarios:

  1. Qué grande eres, Oscar! jejeje... Me ha encantado esta crónica, y estás fuerte de cojones, cabrón!! jajajaja...

    Espero verte pronto!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Ricardin...pero grande la cronica jejejee, me encanta que te encante porque las hago con encanto para que os encante, te has quedado con el cante...jejeje no en serio muchas gracias socio...que toy fuerte??? pos ma fuerte me voy a poner...porque yo no me escondo lo digo a boca llena...me toy artando de entrenar...al iggual que tu en mamona??? que todo se sabe. Un abrazo ahin de grande.

    ResponderEliminar
  3. Que crack tio. Me he puesto al dia con tus entradas y lo estas bordando prueba tras prueba, bajando tiempos y mejorando prueba tras prueba. Mucho animo y a seguir asi.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Angelito, muchas gracias. que te has puesto aldia con la entradas????? puffff pos tiempo que habras echado...jejejeje.La verdad que he iniciado el año muy bien y a tope, a ver si el cuerpo aguanta, que yo espero que si. Muchas gracias socio. Un abrazo muy fuerte. espero que tu tambien estes entrenando todo lo que el peque te deje....dale un besito de mi parte de su tito el tricaletero.

    ResponderEliminar
  5. Tengo claro que has hecho un tiempazo, pero el galimatías de si has hecho MMP o no, que me lo expliquen... Para la próxima vez llevate el violin, qué bonito ser testigo de ese momento tan romántico, je, je.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar