viernes, 27 de abril de 2012

Crónica: "Half Ican Marbella 2012: Bicicleta + T2"

Inicio el tramo muy motivado, más aún cuando nada más salir de boxes mi compadre el gran Javi Velazquez (otro krak) que vino a vernos, se dejaba la garganta animándome.

Primeros metros del sector, donde aprovechó para terminar de abrocharme las zapas y tomarme la primera barrita del día, porque ya sabéis el hambre que dar nadar. Un poco de agua para echarla para bajo, y al lío montepío.

Posición Acoplada y encaró esta primera parte llana del sector fuerte pero con una marcha menos metía. Sigo con mi estrategia de desgastar solo lo justo y necesario, para llegar lo mejor posible al último sector de carrera a pie. Debido a ello, en estos primeros kilómetros tengo que hacer de tripas corazón cada vez que por mi lado me adelantaba algún triatleta a toda pastilla..."Niaaaaaaaaaonnnnnnnnnnnn"...."Tránquilo TriCaletero tránquilo hoy déjate de piques, tu hoy a lo tuyo".

Una vez que giramos y salimos de esta parte llana, primer repechito de unos 300 m.  que vino de perlas para terminar de entrar en calor y romper a sudar gracias a Dios. En mi idea de desgastar en este sector lo menos posible, lo subo a la primeras de cambio con todo o casi todo metido. Mientras subo este repechito, me pasa como un reactor el gran Alvarito, que en primera instancia me costó reconocerlo y que pese a que intentó y me animó a seguirle la rueda,  no hubo forma de convencerme. Hoy no había piques que valieran, y menos con el "Team Ruiz", que menuo bisho que esta hecho.
  
Tras el repechito en cuestión, encaro  los pequeños subi-bajas constantes y rotondas varias que comunicaban el centro de Marbella con la carretera que comunicaba con el inicio de la subida al Puerto de Ojen. Lo hago rápido pero con mucha precaución.

Una vez ya en el inicio del Puerto de Ojen y antes de encarar la primera subida del día, me enchufo el primer gel tal como tenía previsto. Ya desde abajo meto de nuevo todo el desarrollo posible para ir lo menos atracando  y lo más cómodo posible durante sus casi 9 kms. de constante subida. Pese a los ánimos de Mikel Angel, Lay y Fernandon apostados en la base del puerto, no me vengo arriba y subo tal como tenía previsto piano piano, empecinado en mi idea de desgastar en este duro y exigente sector lo menos posible.

Poco a poco lo fui subiendo al "tran-tran", siempre guardándome un poco, porque no sabía cuanto de duro podía ser el puerto y si se podría endurecer en alguno de sus kilómetros (es lo que tiene no reconocer el recorrido el día antes de la prueba).

A mitad de la subida, entre los muchos mákinas que me iban adelantando sin piedad,  pasó por mi lado el gran Hector, que tras una hipotérmica y mala natación empezaba a protagonizar su gran remontada. Yo, ya os digo, a lo mio. Al "tran-tran", con todo metido poco a poco voy ascendiendo hasta Ojen, disfrutando del espectacular paisaje y de los muchos triatletas que me adelantaban (entre ellos el gran Selu de Xerez y el gran Juan Antonio de Morón, el cual venía de atrás... agárrense... tras haber nadado con el traje roto...menuo krak, si tuve yo frío con el traje pues imaginense el).

Encaro los últimos kilómetros de subida, y me embobo con los primeros pro que ya comenzaban a bajar el puerto a toda leches (no vea como bajaban los notas con sus cabras, menuo espectáculo, pero que miedo). A los pocos minutos, hacían lo mismo más makinas como Ale, Ramón, Julian, Juan José, Juanillo, Reaco, y más y más conocidos.

Yo por mi parte al poco tiempo de esto, finalizó la primera subida del día, llegando al punto de giro sin excesiva fatiga, y con la sensación de que el puerto no era tan duro como lo pintaban (o a mi así me lo pareció, más aún subiéndolo lo traquilo que lo subí). 

Encaro la bajada tras comerme un platanito, que ya sabéis el hambre que dan las subidas. Con mucha precaución, ya que el ligero viento y mis ruedas de perfil, así me dictaban que lo hicieran, baje el puerto acoplado muy rápidamente y casi sin dar pedales (de lujo menos desgaste para la carrera a pie), alcanzando picos de 72-74 kms./h. (pa verse matao).

Aprovechando la inercia de la bajada y de nuevo con mucha precaución por la zona de subi-bajas y rotondas varias, llegó muy rápido de nuevo hasta el tramo llano de Marbella-Puerto Banus. Allí de nuevo me acopló, y acometo esta parte final llana de esta primera vuelta solo forzando lo justo y suficiente, más aún con el viento que en esta parte si notábamos totalmente de cara.

Sin imprevisto alguno, llegó al punto de giro de Puerto Banus, donde esta mi pequeña esperándome, animándome y echándome fotos. Así finalizó la primera vuelta e inicio la segunda.

La segunda vuelta fue un calco de la primera: parte llana fuerte sin pasarse acoplado, repechito de 300 m. piano piano con todo metido, zona de subi-bajas y rotondas varias rápida pero con precaución, segunda subida a Ojen, siempre controlando sin cebarme también con todo metido, bajada de Ojen muy rápida, pero controlando con el viento, zona intermedia de nuevo rápida aprovechando la inercia de la bajada con mucha precaución y parte llana de nuevo fuerte y dosificando lo más que pudiera, más aún con el viento que soplaba en contra.

No obstante, esta segunda vuelta igual igual no fue tampoco, y a la anécdota que os voy a contar me remito: Mientras subía por segunda vez el Puerto de Ojen,  no me quedo más remedio que echar el pie a tierra para descargar un poco la vejiga ya que no podía aguantar más. Eso si en primer lugar, le perdí permiso (como hácía de pequeño en el cole) a la motorizada juez de carrera, con la que tuve la siguiente conversación: "Oye guapa (lo de guapa para darle coba), en el panfleto que nos facilitó la organización se nos indicaba que en el puesto de aviatuallamiento del Puerto de Ojen, habría servicios portátiles, pero resulta que cuando he pasado por el avituallamiento, le he preguntado por el w.c. a uno de los voluntarios y me ha dicho que nasty de plasty"..."¿¿¿??? pues no tengo ni idea guapo (lo de guapo porque lo valgo), yo del tema de servicios portátiles ando un poco pérdida"..."Perdida???? perdido me voy a poner yo guapa (lo de guapa en plan despectivo) como no le cambie el agua al canario de manera urgente porque ya no puedo aguanta más"..."Jajajaja"... se reía la guapa...."Pos escucha guapa (lo de guapa para darle coba de nuevo), yo voy a parar aquí mismo, y tu me haces el favor de hacer la vista gorda, porque pa gorda la mía que no puede aguntar más, así que si me quieres descalificar me descalifica total a ritmo que voy al primero creo yo que no lo voy a coger"..."Esta bien guapo (lo de guapo porque creo que la guapa se animo con mi gorda), esta bien haré la vista gorda con tu gorda, no te preocupes no se lo diré a nadie (guiñándome un ojo)..."Uyyyyyyy que loca que estas hecha guapa (lo del guapa para seguirle el rollo)...jajaja". Esa iba que salia del pellejo con tanto tio musculado en mallas por allí suelto que te lo digo yo. Sin más paré en el arcén, me saque la gorda y ácido láctico por un tubo para el campo. Que tranquilito me quedé chekillo.

Pues bien, como os decía, esta segunda vuelta muy similar en cuanto a ritmos y desarrollo a la primera. Salvo la anécdota señalada, y sin ninguna incidencia más resaltable,  finalice sin más esta segunda vuelta. De nuevo mi pequeña estaba en el giro para animarme y arrearme en esta parte final de este sector.

Encaro sin más, y sin ningún ápice de excesivo cansancio y fatiga, el último bucle de 12 kms. consistente en 6 kms dirección Marbella con el viento a favor con la subida al repechito de 300 m. y discurriendo por parte de la zona de subi-bajas y rotondas varias en una cuales se giraba,  para volver sobre nuestro pasos y recorrer por tanto otros 6 kms. de vuelta a Puerto Banus con viento en contraen su ultima parte llana. Este bucle ya lo hago con mi mente puesta en la carrera a pie..."Creo que hoy si, creo que hoy mis isquiotibiales se van a portar bien conmigo, porque hasta ahora yo me he portado bien con ellos, hoy si que voy a correr los 21 kms. sin problemas ninguno". Derivado de ello, aprovecho estos 12 últimos kilómetros para relajarme un poco (como si no hubiera ido relajado durante todo el camino jejeje), para rehidratarme y alimentarme con la ultima barrita energética. Fruto de esta excesiva (diría yo) relajación, recorro los últimos 6 kms. de vuelta del bucle, charlando con el gran Ismael de los Bikilas de Dos Hermanas. Con él y con la charla el camino de vuelta con el molesto viento de cara se hizo más ameno y rápido.

Llego sin más de nuevo a boxes, muy contento con el sector que había desarrollado ya que llegaba al último tramo del día, muy entero, muy bien muscularmente, con las piernas en buenas condiciones y sobre todo con muchas ganas de correr los últimos 21 kms. del último sector del Ican.

Pese a tomarme el sector de bici con relativa tranquilidad, invertí un tiempo de 3 h. 08 min. 14 seg. en recorrer sus exigentes 81 kms. con 410 m., a una media por tanto de 25,9 kms/h. que a mi parecer tampoco estuvieron tan mal.

Muy animado por ello, me bajo de mi "Cannondale" a lo Gomez Noya sobre la misma línea, la cual dejo a toda prisa de nuevo en mi box...a toda prisa más que nada porque de nuevo necesitaba descargar el canario. Así visita rápida y veloz al w.c. portátil, y tras ello y tras recoger mi bolsa de run, me inmiscuí en la carpa de cambio. Casco fuera. Gafas Fuera. Chaketilla fuera. "Zoots Voladoras" perpetradas. Visera Compressport a la cabeza. Dos geles con cafeína y subidón para el km. 5 y kms. 15 y de nuevo al lío montepío tras dejar la bolsa en el perchero correspondiente. Tardé en esta T2 4 min. 04 seg. con "pipi" incluido.

(CONTINUARÁ...)

Pd.1: La Cuarta entrega de la saga icanera..."Crónica: "HALF ICAN MARBELLA 2012: Carrera + Meta)",ya mismo en este tu blog preferido.

miércoles, 25 de abril de 2012

Crónica: "Half Ican Marbella 2012: La Natacion + T1"

video
 
Bocinazo de salida que te crio. Salgo en la parte trasera del gran grupo pegado al lado izquierdo del cajón de salida. Antes de introducirme en el agua, me abro un poco más aún a la izquierda, para así encarar lo más recto posible la primera boya de giro.
 
 
Al agua patos..."Los muertos del agua y to su puta madre". Lógicamente el agua estaba igual de congelada que antes. Comienzo a nadar en esta ocasión sin acometer mi tradicional escopetazo de inicios de prueba, regulándome y dosificándome ya desde un inicio, ya que la prueba era muy pero que muy larga. La salida limpia. Ni un solo golpe, ni un solo guantazo, ni una sola patada, o eso creo yo, porque con el frío ni padecía ni sentía. Llevaba el cuerpo anestesiado.
 
 Con la idea de desgastar lo menos posible, siempre a los pies de algún triatleta aliado y siempre a un ritmo cómodo y sin forzar, poco a poco me voy acercando sin ningún tipo de percance a la primera boya de giro. Una vez en ella, me abro un poco y la paso por su parte externa para evitar parones, patadas y golpes por "over-boying".

Sigo nadando de manera cómoda, siempre a lo pies de algún triatleta aliado y solo forzando lo justo y necesario. Soy consciente de que puedo ir un pelín más rápido, pero la estrategia de carrera esta más que decidida: "sufrir lo menos posible, disfrutar lo más posible y llegar al ultimo sector de carrera a pie lo más entero posible"... "hoy por mi santos cojones corría los 21 kms. icaneros de principios a fin sin parones intermedios quisieran o no quisieran mis isquiotibiales ". Este tramo entre la primera y segunda boya, se me hizo un poco largo, ya no solo porque no obstante era el tramo más largo del circuito de natación, sino porque nadábamos con una ligera corriente en contra donde las olitas de vez en cuando me hacia tragar un poco de agua amarga en el momento de la inspiración. Pese a la corriente en contra, me empecino en mi idea de no forzar y por tanto, muy lentamente me voy acercando a la 2º boya de giro. Aún notaba en mi cuerpo lo gélida de las aguas, imagínense ya llevaba nadado entre 800 y 1.000 m. y aun no había entrando en calor.

 
Por fin, y tras este tramo tan incomodo y largo, giro por la segunda boya, también si imprevisto alguno. De ella, directo sin más a la tercera muy cercana a esta segunda. Giro por esta tercera boya, ya nadando de manera más cómoda, ya que la corriente ahora la llevábamos a favor. Sigo sin forzar, sigo nadando de manera cómoda como si la competi no fuera conmigo. Nado pegado al espigón de Puerto Banus, viendo e incluso escuchando los ánimos de los espectadores allí apostados.


Sin más, y ahora a los pies de un grupo de tres triatletas, llego y giró por la ultima boya roja (yo si que la cogí, no como otros que no lo hicieron, los muy tramposos), y acometo sin excesivo cansancio y fatiga el último tramo hacia la playa. En esta ocasión, no fuerzo ni en este último tramo como es tradicional en mi.
  
Placidamente llegué a la orilla de nuevo. Piso de nuevo tierra, picando el gps en 42 min. 15 seg...."Po zi que me he tomao traquilo el tramo, pufffff... 42 min. en los 1.900 m. mucha tela no?". Después resultó que el tramo de nado no tuvo los 1.900 m. reglamentarios sino que estuvo largo. Según mi gps la natación icanera tuvo en realidad 2.200 m., por lo que nade a un ritmo medio de 1:55 min. los 100 m., ritmo que si se acercaba más o menos a lo previsto en mi idea de nadar lo más cómoda y fácil posible en este primer sector.
Salgo del agua a lo "Halle Berry" en mi Caleta en "007 Muere Otro Día", e inicio la T1 encaminándome a la carrera hacia boxes, recibiendo los ánimos de mis compadres Lay y Mikel Angel allí esperándome en la orilla, y que no dejarían de animarme durante toda la prueba ("¡¡Menuos kraks los dos...muchas gracias chavales¡¡".

Incompresiblemente voy un poco mareado; tampoco creo que estuviera el agua tan movidita como para ello, pero así que salí. Mi Sonita arriba en el paseo Marítimo no deja también de animarme. Me quito el velcro y me quitó la parte superior del traje..."Tioooooooooo menuo pelete chekillo". La ligera brisa de poniente que nos pegaba, aun hacia más insoportable la sensación térmica de frío.

Literalmente, congelado llego a boxes. Recojo mi bolsa de bike y me inmiscuyo en la carpa de cambio. "Puffffff, Pufffffff, Pufffffff...Dios mio que frío". No he pasado tanto frío en mi vida os lo aseguro, bueno si cuando me tire al agua antes de iniciarse la prueba. Como puedo, ya que las manos no me las sentía y las tenía congeladas, me termino de quitar el traje, el gorro y las gafas. Me enfundo rápidamente en mi chaketilla de invierno de mi Club (menos mal que decidí finalmente ponérmela). Me perpetró los calcetines en mis pies también congelados. Guardo todo el material de natación en la bolsa de bike y la deposito en el perchero.


Tras ello, a la carrera y con un frío de dos pares de cojones, me apresuro en ir hacia mi box donde me estaba esperando mi "pequeña", bueno mis dos pequeñas, la "Cannondale" y mi "Sonita". Una vez en el box, y con los ánimos y cachondeo de mis compadres Lay, Mikel Angel y Fernandón, me colocó mis gafas y el casco. Sacó del box, mi preciosa cannondale y salgo a la carrera, loco por dar pedales y entrar en calor.

Fin del box y sobre la línea reglamentaria, salto encima de mi pequeña a lo "Gomez Noya muerto de frío" y sin sobresaltos algunos inicio el segundo sector del día. Tarde en esta T1, 6 min. 05 seg. como veis también me lo tome con muuucha tranquilidad.

(CONTINUARÁ...)


Pd.1: La Tercera entrega de la saga icanera..."Crónica: "HALF ICAN MARBELLA 2012: Bicicleta + T2)", mañana en este tu blog preferido.

martes, 24 de abril de 2012

Crónica: "HALF ICAN MARBELLA 2012: El Antes de la Prueba"

Nuestro Triatleta Caletero felizmente finaliza con éxito el "HALF ICAN MARBELLA 2012"

Si señores si. Como ya os adelantábamos en la anterior mini-entrada, nuestro incombustible e infatigable deportista finalizó con éxito el pasado "Half Ican Marbella 2012".  Tras 5 horas 44 minutos y 20 seg., nuestro Triatleta Caletero  felizmente se proclamó "Finisher Icanero" por segunda temporada consecutiva. En esta ocasión, tal como podréis comprobar en el desarrollo de la prueba que a continuación os pasaremos a relatar, nuestro pupilo disfrutó de lo lindo de la prueba icanera, desquitándose por tanto en Marbella del mal y sufrido ratito que pasó en su último Tri de Larga Distancia que disputó (el Titan de la pasada temporada). No os imagináis como gozó el gaditano en la prueba Marbellense durante esas maravillosas 5 horas y tres cuarto, disfrutando de cada brazada, de cada pedaledada y de cada zancada que sin descanso dio en el transcurso de la misma. Así que ya os imaginaréis. De auténtico lujo. Nuevo Medio Iroman que ya tiene en su palmares nuestro infatigable deportista, Medio Iroman que os podemos decir que sin duda alguna ha sido el que más ha disfrutado el gaditano de los tres que ha disputado.

Son muchas las cosas que contar. Por ello y como no podía ser de otro modo al tratarse de una gran cita deportiva, fue nuestro feliz Triatleta Caletero una vez recuperado del "susto", el que nos contó gentilmente en primerísima persona todos los detalles y pormenores de la prueba. Como ya os imaginaréis, fue tal la tradicional retaila que nos soltó nuestro pupilo, que en esta ocasión y siguiendo las críticas constructivas de algunos de nuestros seguidores por lo muy extensa de las crónicas, hemos intentado resumirla lo más escueta y resumida que nos ha sido posible. Así que...
 
EL ANTES DE LA PRUEBA... ¡¡ Un, dos, tri...vámonos que vámonos ¡¡

 "Pos na cojone, el sábado por la mañana tempranito, una vez cargada hasta arriba la Paquetera TriCaletera (parecía que iba de camping en vez del Ican, no se como me las arregló pero cada vez voy llevando mas cosas y tiestos a las pruebas), tiramos yo y mi fiel escudera para Marbella City. Para mi sorpresa iba más tranquilo que en otras ocasiones. He reconocer que algo preocupado si que estaba, sobre todo por los rumores que indicaban que para el día y la hora de la prueba haría fuerte viento y llovería; y ya sabéis que yo con viento puede, pero con lluvia ni con paraguas. Por ello, durante todo el Viernes (y yo diría toda la semana), me llevé enganchao al Windguru de los cojones, el cual no obstante decía e insistía en que el domingo a la hora de la prueba si que haría frío y viento pero soplaría con menor fuerza, pero que no llovería (como así realmente fue para mi suerte).

 Sobre las 12:30 horas, llegamos al Hotel de la organización, entrando para ello por Puerto Banus y discurriendo por su avenida central hasta Marbella, ya aprovechando para reconocer la primera parte llana del sector de bici icanero. Tras ello, y ya en él, recogí tranquilamente los dorsales, las pegatinas reglamentarias varias, el chip, el portachip, el gorro, las Tri-bolsas, y la fabulosa mochila obsequio icanera, así como verifiqué en el control de chip que mi chip funcionaba y concordaba con mis datos. Lo verifiqué tantas veces que el del Staff me tuvo que llamar al final la atención y todo ("Oye chaval ya esta bien no? con una vez que lo pase es suficiente")...jejeje...pero a mi el pitido en cuestión me gustaba, me motivaba, me ponía y me ayudaba a entrar en materia...se me ponía lo pelos de punta cada vez que escuchaba ese "pi" tan característico del chip cuando pasa por la alfombra, sonido triatletico por excelencia (...jejejeje como siempre liándola a la primeras de cambio).

 Tras ello, de nuevo nos dirigimos a Puerto Banus (aprovechando para reconocer la vuelta de la ultima parte llana del sector icanero), donde teníamos reservado nuestra habitación en el Hotel Pyr, hotel que yo mismo bauticé como "Hotel Pyr-ados por el Tri", porque allí de igual modo estaban hospedados muchos de los colgaos que al día siguiente participarían en la prueba icanera. Una vez allí, desembarcamos todo el tri-equipaje (el de recepción al ver tantas maletas y bártulos me preguntó que si eramos cuatro...jajajaja...que arte el recepcionista), y nos acomodamos en la fabulosa habitación (tenía incluso hasta cocina) que estaba muy pero que muy bien con unas excelentes vistas al Corte Ingles y a la sierra malagueña por donde discurría parte de la bici de la prueba.

Tras ello y una vez instalados, nos dirigimos hasta la "escasa y cortita" feria del triatleta en los boxes de Puerto Banus, no si antes saludar en el hall a todos los triatletas amigos, que se hospedarían en el mismo hotel, entre ellos toda la gran familia del Tri del Carmona Paez: Juanillo, Poty (con que tras un malentendido pasado hice las paces), Falele, Juan Ignacio, Juanjo, Julian, Hector y demás.

Tras ver los dos únicos stams de la supuesta y llamada gran feria del Triatleta, de nuevo volvimos al "Hotel Pyr-ados", donde recogimos la Paquetera Tri-Caletera, para dirigirnos de nuevo hasta el Hotel de la organizacion de Marbella, para asisitir el Breifing y/o charla obligatoria preprueba de la organización, aprovechando por el camino para reconocer por segunda vez la primera parte llana del circuito en bici icanero.

Una vez allí, saludos y abrazos por doquier a todos los triatletas amigos que para la charla informativa se concentraron tales como: German, Elena, Lay, David, Jose Maria Bikila y toda su buena gente de su club, Jose Antonio Villa, Ricardín, Moncho, Selu, Listán, y mucho y muchos más. Una vez todo explicado y aclarado por el responsable de la prueba, el gran Jaime Vigaray, de nuevo regresamos al "Hotel Pyr-ados" de Puerto Banus, aprovechando para reconocer también por segunda vez, de nuevo la ultima parte llana del circuito en bici icanero.

Una vez en Puerto Banus, dimos un sosegado paseo por sus alrededores buscando una pizzeria donde hartarnos de hidratos de carbono. La encontramos y gran plato de spaguettis a la carbonara que metí entre pecho y espalda.

 Después del almuerzo, directos al "Hotel Pyr-ados", donde en su hall saludé a más y más triatleta amigos, tales como: Manuel Olmo, Moncho, Antonio Ostos y Alberto Sarabia, también hospedados en el hotel. Ya en la habitación, intente reposar la comida y  descansar un poco. Pero descansar, descansar descansé más bien poco. Me tire en la cama, cerré los ojos y...miles de preocupaciones e inquietudes rondaban mi cabeza: ¿lloverá o no lloverá?, ¿agarrarán mis tubulares con el agua o el carajazo estaba más que asegurado ?, ¿estará el viento igual de fuerte que hoy o no?, ¿monto las ruedas de pefil o las normales??...y otras muchas otras cuestiones. Como me era imposible dormir, me enganché de nuevo al windguru (que insistía en menos viento, no lluvia y si frio) y me puse a preparar las diferentes bolsas (stret-bike-run) y todo el material, intentando que no se me olvidará nada en ellas. Lo repasé siete u ocho veces, visualizando en mi mente tanto la T1 como la T2 para ello. La pecha de transiciones que me di en un momento...jejeje.

 Una vez todo listo, y una vez preparada mi preciosa "Cannondale" (le hice caso al windguru y le deje montada tanto delante como detrás las ruedas de perfil), me dispuse a llevarla junto al casco a Chek-in de Puerto Banus. Por el camino, me percaté que el cuentakilómetros de la bici no iba y no había modo de echarlo andar..."Me cago en tos sus muertos". Ya os imaginareis lo nervioso y encorajao que me puso el tema. Ni corto ni perezoso y con un nivel de mosqueo considerable, entré en el Corte Inglés cercano al Hotel en busca de un relojero que me pudiera cambiar la pila y/o arreglar el cuenta. Ya os imaginareis el espectáculo: El TriCaletero a la carrera por todo el Corte Inglés con su Cannondale a cuesta..."Caballero, Caballero espere...aquí no se puede entrar con bicicletas"...me dice con la cara to desencaja el segurata de turno. A lo cual y con la cara de muy poco amigos le digo..."Bicicletas??? po que yo sepa solo he entrao con una...y hazme usted el favor, que esto no es una bicicleta que es mi "preciosa" Cannondale". El segurata se quedó perplejo y no supo que contestarme (la Sonita no sabía donde meterse)..."escúcheme hágame usted el favor, necesito de manera urgente un relojero que me arregle la bici...onde está???". La cara de perplejidad del segurata era de película no salía de su asombro, pa mi que estaba pensando..."Este chaval de donde ha salido...esta fatal del coco, entrá en el Corte Ingles con la bici para que se le arregle un relojero????"..."preguntará usted en todo caso, por la sección de deportes y bicicletas"...me doce el nota..."Amove caballero, en este corte ingles hay relojero o no????"..."Si que hay al fondo a la izquierda"..."cogí la cannondale a la carrera de nuevo y pa ya que me fui con el pesao del segurata a mi rueda..."caballero, pare por favor, que ya le digo que aquí no se puede entrar con la bici"...a lo cual le dije..."tampoco esta permitido el draffting y no vea tu la que me estas dando...como quiere que me arregle el relojero la bici, sino le llevo la bici"...el segurata no salía de su asombro y me dejo por imposible ("Menua colgaera tiene el chaval pensaría"). Llegué al departamento del relojero, y ni corto ni perezoso, levante la rueda delantera de mi cannondale y se la puse sobre el mostrador. Chico saltó que pegó el relojero... "Caballero, esto es una cuestión de vida o muerte, no me va el cuenta de la bici y mañana lo necesito para el Ican...me puede usted cambiar la pila del mismo, para comprobar si no va por culpa de la pila o es que se me ha estropeado". El relojero ante mi nerviosismo, y mientras me preguntaba que coño era el "Ican", muy gentilmente me desmontó el sensor de cuenta, le abrió la tapadera y le cambio la pila. Tras ello, me lo volvió a colocar. Le di vuelta a la rueda para ver si iba, pero..."Me cago en tos sus muertos...ups¡¡ en los suyos no relojero en los del cuenta y la mare que lo pario". El cuenta no iba. Se había estropeado. "Joder, Joder, Joder...vaya suerte la mia". Sin más, le di las gracias al relojero..."Caballero, perdone son 6 euros la pila""Pos que te lo pague Espartaco Santoni y que lo cojones, pa que quiero la pila sino me va el cuenta."...me acople en mi cannondale y salí del corte ingles a toda pastilla con un cabreo de aupa. Que manera de liarla chekillo.

 Muy enfadado por mi mala suerte, llegué al Chek-in del material. Allí muchos triatletas de manera escalonada, estaba realizando el chek-in, entre ellos, el gran Juanillo, el gran Ale, el gran Poty y toda su gente del Carmona Paez, el gran Ricardo y Antonio "el grande" (el cual me presentó), Ernesto Vega y Andy Lawsson de mi club, Juan Antonio de Morón y  muchos más. En un último intento de arreglar el cuentakilómetros antes del chek-in me acerqué al stam (o parada de autobús) donde había dispuesto un servicio de arreglo y puesta punto de la bici, pero el chaval no tuvo cojones de echarlo a andar.

 Sin más chequee la bici y el casco. Coloqué la Cannondale es su box 130. La tape con mi propia funda y con la de la organizacion para evitar que se mojara si llovía durante la noche (así soy yo como mis cosas) y sin más chek-in finish.


Tras el chek-in, tenía previsto ir hasta Ojen, para echarle un vistazo al puerto, pero desistí en hacerlo ya que si quería acostarme tempranito, tenía que merendar tempranito para después cenar también tempranito. Así que tras el chek-in, entré de nuevo en el Corte Inglés (creo que el segurata me reconoció, pero esta vez como no llevaba la bici no me dijo nada) donde me compré una caja de Phoskitos para merendar, aprovechando también para comprar los abios para la cena de esa noche y el desayuno del día siguiente que mi fiel escudera me prepararía en la propia cocinita del hotel (la crisis aprieta, y no se puede cenar siempre afuera). Así que además de mis phoskitos, compré macarrones a la carbonara, ya listo para calentar y tomar, un pack de bistelitos de pollo, un poco de sal, una barra de pan y una tarrina de Tulipan (que además de servirme para juntar las tostadas del desayuno, me serviría para usarlo de aceite para freir los bisctec de pollo esa noche...jejeje como esta Arguiñano ijo). Mientras que las compraba coincidí con el gran Rubiocks y toda su buena gente de Xerez, que de igual modo se estaban proveyendo de víveres, porque a Xerez también ha llegado la crisis.

 Una vez que pasé por caja (por solo 10 euros cena y desayuno...señores apliquense el cuento que hay que ahorrar que la cosa esta muy mala, cuanto más ahorremos pa más inscripciones en pruebas tendremos...jejejeje), me dirigí hasta una cafetería dentro del mismo Corte Inglés donde me tome un cafelito con uno de los phoskitos y en donde me compré otro cafelito para llevar para el día siguiente (los 9 eurazos que costaba el desayuno frío en el hotel...tuvieron la culpa de ello). Allí en la cafetería me reecontre de nuevo con la gran familia del Carmona Paez (Ale, Juanillo, Falele, Poty y compañía), con lo cuales tuve departiendo varias risas y carcajadas y chorradas varias. Por cierto, el gran Poty (con el que había hecho las paces horas antes), me regaló un pack de los buenos productos que comercializa y representa de "Victory Endurance" (¡¡Muchas gracias, "socio" o eso espero que como ves ya te estoy dando bola¡¡).


 Tras ello, directo al hotel "Pyr-ados", donde tras descansar un poco las piernas, ultimé los últimos tri-preparativos y me pegué una gran y larga ducha calentita ("en esta ocasión y como no estaba en casa, me explayé en ella sin que la Sonita me pegara el tradicional bocinazo de..."ILLOOOOOOOO QUE LA BOMBONA HA SUBIO ¡¡.). Tras la ducha, pijamita al canto, gran cena recién hecha consistente en macarrones a la carbonara, bistec de pollo con sabor a Tulipan y Yogurt de Fresa de Danone que a todos lados van conmigo. Y tras limpiarme los dientes, los brakes y ponerme las gomillas, me dispuse a ver el Levante-Barcelona, del que solo vi el pitido inicial del partido,ya que en un visto y no visto me quedé sopa y ya no me levante hasta el gran dia siguiente...en esta ocasión y para mi asombro los nervios no se apoderaron de mi, y dormí de un tirón durante toda la noche...

...illo si quieres que siga con el Domingo, po dame un vasito de agua cojones, que tengo la lengua seca ...

Glub..Glub..."Las 5:00 horas de la mañana del Domingo. El despertador suena. To oscuro. Po enciende la luz cojones¡¡. Que bien había dormido, cosa muy buena para el chico tute me esperaba hoy. Lavado de cara con agua bien fría para espabilarme y a desayunar. Zumito, dos tostadas con Tulipan y un café muy oscurito recalentado de la cafeteria del Corte Inglés. Sin más y tras decargar peso en un par de ocasiones, me transforme en el Triatleta Caletero en su versión de Larga Distancia, por supuesto como mis fenomenales prendas "COMPRESSPORT" perpetradas. Una vez listo recogí las tres bolsitas de Stret-Bike-Run, y nos desplazamos hasta la zona de boxes, ya con el hormigueo metio en el estomago.

Ya en Puerto Banus. Aún to oscuro. Y por segundo año consecutivo, entro el primero en boxes, como no podía ser de otro modo, con mucho tiempo de antelación por tanto para hacer las cosas como a mi me gustan con traqulidad. Entro en boxes. Coloco tranquilamente las bolsas de Bike y Run en sus respectivos percheros. Quito las fundas a la bici, inflo tubulares, coloco bidones y zapatillas en las calas con las gomillas. Dejo el casco y gafas sujeto al acople de la Cannondale. Cojo referencias para las transiciones. Tras ello, disminuimos de nuevo el peso corporal visitando los w.c. portátiles de la organización y..."ahora que hago cojone??"?. Son las 6:20 horas de la mañana. To oscuro. Y hasta las 8:00 no es la salida. Es lo que tiene ser tan previsor. Y si se te pincha el tubular por la noche y lo tienes que cambiar, y si se te olvida algo y te tienes que volver al hotel, y si cae un meteorito y cae sobre tu bici...todo puede pasar, miles de cosas pueden ocurrir con las que me podría muy pero que muy nervioso a tan solo unos minutos de empezar la prueba. Más vale así, a que me de un ataque de ansiedad y nervios.

Pues nada, tras muchos pero que muchos minutos diciendo tonterías varías propiciada por mi habitual estado de nerviosismo pre-competición, y tras saludar a los triatletas amigos y familiares de estos que poco a poco iban llegando a boxes con los ojos hinchados (Fernan, Mikel Angel, Fernandón, David, Lay, Jose Maria Bikila, Villa, Andy Lawson, y muchos más), me dispuse a inmiscuirme en el traje de neopreno, que mi trabajito me cuesta, no si antes visitar de nuevo los w.c. portátiles de la organización. Vaselina, Aceite, bolsa...y tras varios intentos, tirones, etc...como decía aquella chirigota ...ya esta el tio vestio de sport. o mejor dicho de buzo. Mientras marchaba para la playa, saludo y abrazo de nuevo por el box con todo el personal amigo y conocido con el que me encontraba.

 Ya en la playa, acompañado por mi amigo Hector y muy extrañado de lo fría que estaba la arena, me dispuse a tirarme al mar costosoleño para calentar un poco antes de salida...


"Splazzzzzz"..."Ahhhhhhhhhhhhhh...uff..ufff...¡¡ me cago en to su puta madre y en tos sus muertos...ufffff ufffffff...tioooooooooooo los muertos del agua, uffffffff...tioooo....me cago en to en lo que se menea...uffffffff uffffffffffff...esto no se puede aguantar...tiooooooooo dios mio, esta helada,...que digo helada esta congelada con to su puta mare...ufffffffff...illoooooooo enciende el termo por tu madre". Po zi señores po zi. Ni os podéis ni imaginar la que me entró por el cuerpo cuando me tire al agua para intentar calentar (si es que se pudiera calentar en ese agua) y calmar mis tradicionales nervios preprueba. Era insoportable. Fue tal el shock que me quedé paralizado sin que me entrará el aire. La mandíbula me tiritaba como las que van a cuerda, del intenso frío que tenía en esos momentos. No obstante y temblando como un gorrión sin plumas dentro de un frigorífico, me arme de nuevo de valor (porque ya os digo para meterse en ese agua que estaría a menos de 14 o 13 grados había que tener dos pares de cojones) y me tire de nuevo e intente dar brazadas tras brazadas lo más rápido que pude para intentar entrar en calor, cosa la cual fue del todo imposible como ya os imaginaréis. Tras unas cuantas torponas brazadas (torponas no por el frío sino porque nado así de mal...jejeje) y tras creer visualizar en el fondo del mar marbellense una foca monje con bufanda y polar térmico, me salí de manera apresurada del agua, maldeciéndola por lo muy que fría que estaba la mu cabrona.

Tras ello y al borde de un ataque de frió ( y también de nervios),  temblando a doquier, me fui directo al poblado cajón de salida, a buscar un poco de calor humano y olor a neopreno entre los casi 700 valientes y nerviosos triatletas que esperaban ansisoso y temblorosos el esperado bocinazo de salida Icanero. La tensión, el nerviosismo y sobre todo el frió se palpaba en el ambiente. El "momento" había llegado. La prueba estaba a punto de empezar. El Ican estaba apunto de iniciarse. Dedo en el start de mi gps configurado en modo "multisport", últimas respiraciones profundas y...

(CONTINUARÁ...)

Pd.1: La segunda entrega de la saga icanera..."Crónica: "HALF ICAN MARBELLA 2012:  La Natación + T1)", ya mismo en este tu blog preferido.

Pd.2: Nota al lector: Le informamos y recalcamos que a partir de la fecha publicaremos una entrega diaria de la saga de la crónica Icanera. Son cinco los capítulos que la componen, siendo esta la primera entrega del día de hoy. Así que mañana, pasado, el Viernes y el Sábado, no te olvides de enchufar este tu blog preferido, para seguir la peripecias y andanzas de nuestro TriCaletero en el "Half Ican Marbella 2012".

lunes, 16 de abril de 2012

¡¡ FINISHER HALF ICAN MARBELLA 2012 ¡¡

Nuestro Triatleta Caletero felizmente finaliza con éxito el "HALF ICAN MARBELLA 2012"

 

"5 Horas 44 Minutos 20 Segundos disfrutando a más no poder de lo que más me gusta hacer en esta vida...que bien me lo he pasao chekillo...¡¡ Vamooosssssss Vamooossssss Go Go Go ¡¡

Pd.1: Muy pronto la supercrónica de la prueba, como siempre aquí en el Blog del Triatleta Caletero.

miércoles, 11 de abril de 2012

Próxima Parada: "HALF ICAN MARBELLA 2012"


"HALF ICAN MARBELLA 2012". Próxima, esperada y gran parada competitiva de nuestro Triatleta Caletero

Si señores si. Tras 4 meses y 2 semanas de dura preparación, tras 140 días de intensos entrenos, tras más de 98.000 m. de natación, 3.000 kms. en bici, 581 kms. de carrera a pie, más 12 sesiones de gimnasio, tras mucho esfuerzo y sacrificio, tras litros y litros de sudor, tras haber preparado a conciencia la prueba costosoleña ... ¡¡ el ICan por fin ha llegado y nuestro infatigable Triatleta Caletero allí estará ¡¡.
 
La ilusionante prueba costosoleña se celebrará el próximo Domingo 15 Abril, en la bonita localidad de  Marbella. Tendrá su salida a las 8:15 horas de la mañana, desde Puerto Banús (epicentro de la prueba), donde estará situada su salida, sus boxes y su soñada linea de llegada. El primer sector de natación de 1.900 m. de nado, se desarrollará en la misma Playa de Puerto Banús, en un circuito  a una sola vuelta, balizado en forma de "L" invertida que discurrirá próximo al mismo espigón del lujoso Puerto Costa Soleño. Tras ello, se subirán sobre sus monturas, recorriendo encima de ellas un total aproximado de 90 kms. en un exigente circuito de ida y vuelta que tendrán que realizar en dos ocasiones, entre Puerto Banus y la localidad serrana malagueña de Ojen, cuyo puerto por tanto tendrán que subir de igual modo en dos ocasiones distintas. Y si por eso no fuera poco, tras este segundo sector, los triatletas tendrán que completar los 21 kms. de carrera a pie del último sector, en un circuito totalmente llano de 10,5 kms. al que por tanto tendrán que dar dos vueltas, y que discurrirá de nuevo por encima del propio espigón del lujoso Puerto Banus y por su bonito paseo marítimo.


Esta prueba supondrá el tercer Medio Iroman al que nuestro pupilo se enfrente en su corta vida como triatleta de larga distancia. Si recordáis fue precisamente allí, en la edición del año pasado donde hiciera su feliz debut en la distancia. Nuestro TriCaletero por tanto iniciará su temporada triatlética, como ya nos tiene acostumbrado...a lo grande ¡¡. Este será su primer triatlón de esta temporada 2011-2012,... y menudo triatlón amigos ¡¡. 1.900 m. de Natación, 90 Kms. de Bici y 21 Kms. corriendo, es lo que le espera al gaditano el próximo Domingo. Casi nada. Más de cinco horas de duro esfuerzo ininterrumpido engarzando las tres modalidades Triatléticas sin descanso. Pufff...cansa solo de pensarlo.

El gaditano por tanto, con una año más de experiencia en "larga", encara la prueba muy pero que muy ilusionado y esperanzado. Nuestro pupilo espera mejorar el domingo muy mucho el papel realizado en la edición icanera del año pasado, en el que tan mal lo pasó sobre todo en el último sector de carrera a pie por sus problemas musculares. Es por ello, por lo que este año uno de los objetivos primordiales que se plantea para esta prueba, ya no es solo mejorar muy mucho las 5h. 59 min. del año pasado, sino poder correr el último sector de manera integra y completa sin parones intermedios obligados. Por y para ello, será muy conservador en el segundo sector de bici (más aún con la nueva altimetría del nuevo recorrido en bici icanero con la subida en dos ocasiones al puerto de Ojen), con la idea de llegar lo menos desgastado posible al último sector, para poder  hacerlo y correrlo como os decimos de manera integra y progresiva. Si así lo hace, mejorar la marca de 5 h. 59 min. del año pasado, vendrá por si sola, y con ella por tanto de igual modo conseguirá  mejorar su mejor marca personal en un Triatlón de dicha distancia, uno de los objetivos si recordáis planteados por nuestro pupilo a principios de temporada. 

No obstante y pese a la "marquitis" que siempre rodea a nuestro pupilo, nuestro TriCaletero no se quiere olvidar de lo más importante de todo: de disfrutar a más no poder de la prueba marbellense, gozando en todo momento de cada brazada, de cada pedalada y de cada zancada que dé, también unos de sus objetivos primordiales de esta temporada.Esperemos que así sea, que logre finalmente ser de nuevo felizmente "finisher" en un tri de larga distancia y que lo termine como siempre nos gusta verlo: con una sonrisa que no le quepa en la cara.

Si Señores si. Si quieren ver a nuestro Triatleta Caletero en su máxima expresión como Triatleta, esta será una ocasión inmejorable para que puedan hacerlo. Marbella es el lugar y el "ICAN", es la prueba. TriCaletero...¡¡ Vamooosssssssss Vamooosssssssssss Go Go Go ¡¡ Muchos ánimos, mucha suerte y mucha fuerza amigo.... ¡¡ Vamooossssss...tu puedes con eso y con más ¡¡

Pd.1: Nuestro pupilo está de enhorabuena, ya que finalmente y tal como ya hiciera en la edición de año pasado, estará felizmente acompañado en tan especial día, por su inseparable escudera, la gran Sonita. Así que de lujo. Motivación extra para nuestro pupilo. Es por ello, por lo que en una nueva ocasión y como ya hiciera el año pasado, nuestro TriCaletero, dedicará  la prueba icanera en exclusiva a su fiel compañera que tanto y tanto ha apoyado y animado a su querido deportista y tanto ha tenido que aguantar en estos 4 meses y pico de entrenos, entrenos y más entrenos. ¡¡ Chiquitita esta va una vez más  por ti, preciosa,...Si Dios quiere entraré en meta tal como lo hice el año pasado, haciendo con mis dedos el corazoncito al estilo DiMaria en honor a ti ¡¡.

Pd.2: En los próximos días colgaremos la esperada crónica de la prueba aquí como siempre en tu blog preferido: El Blog del Triatleta Caletero. Ya sabéis, como ya es tradicional en nuestro blog "una gran prueba lleva implícita una gran crónica", así que no vayáis a perdérsela porque promete.  ¡¡ Vamooosssssss Vamooosssss Go Go Go ¡¡